RETORNO AL TEMPLO





Alabad a Jehová, innovad su nombre; Dad a conocer sus obras en los pueblos.

Salmos 105:1


Con profunda emoción y regocijo escribimos estas líneas alabando al Señor e invocando su nombre para darle infinitas gracias; gracias porque el domingo 18 de Julio, después de algo más de 5 meses,

las puertas de nuestro templo fueron abierta para recibir a un grupo de hermanos y adorar juntos a nuestro Dios.


Nuestra tierra encantadora paso a fase 3 hace algunos días y estábamos expectantes de lo que sería el servicio de adoración. Aunque el aforo aun es limitado, nos gozamos al saber cómo Dios ha guardado su pueblo, ver nuevamente a muchos de nuestros hermanos y estar juntos en el templo, disfrutar una maravillosa fiesta espiritual, trayendo a la memoria aquellas reuniones con el templo lleno y cientos de hermanos cantando a una voz y alabando al único que merece honor y alabanza.


Su palabra sin duda fue un deleite a nuestra alma, Dios nos recordó que somos su pueblo y como nuestro amado Obispo lo dijo “Dios tiene un pueblo que nunca abdicara de sus convicciones, que nunca cambiara sus principios. Somos pueblo de Dios hasta el final”.

Y pase lo que pase en nuestro Chile y el mundo, nadie callará nuestra voz para proclamar que Jesús es el Mesías, que fue muerto y sepultado, que se levantó de los muertos y prometió volver.


Y esa promesa esta cada día mas cerca de ser realidad.

Le estamos esperando y así poder disfrutar de adorar a nuestro Señor con millares por una eternidad sin fin.

A Jesús nuestro salvador damos todo honor, gloria y alabanza desde hoy y para siempre.