Mes de la Biblia



Hoy hablaremos de la Biblia; pero no mencionaremos sus peculiaridades, como ser el libro más vendido y distribuido de la historia, o el ser la pieza de literatura fundamental del desarrollo cultural de occidente, o de como ella ha transformado los corazones de millares de personas.

¡No!

Hoy hablaremos de como Dios la formó a lo largo de la historia para que fuera nuestra guía:

De como en los cinco primeros libros, el pentateuco, se estableció las bases para que su pueblo reconociera el origen de las cosas, la humanidad y ellos mismos; también las leyes y normas para su sana convivencia como nación y su relación con Dios.

De como luego Dios los introduce en la tierra prometida quedando escritas las hazañas, las pruebas y la fidelidad de Dios con un pueblo rebelde.

También de cuando quisieron tener rey y como Samuel, y los cronistas registraron los reinos cuando buscaban a Dios, pero también cuando se apartaban y recibían el pago por su infidelidad.

Incluso la Biblia nos enseña a orar y alabar con palabras bellas y poéticas, por eso están ahí los salmos, proverbios, la reflexión profunda de Eclesiastés o el gozo del amor matrimonial con cantares.

Y finalmente, esta Palabra, nos declara lo que pide Dios con los profetas.

¿Y que pasa con la iglesia de Cristo?

También, el Señor nos da la base de su amor y su revelación final a nosotros en la vida de Cristo consignada en los evangelios

La historia de los primeros cristianos, con Hechos

O el conocimiento y el consejo que necesitan las iglesias con las cartas de Pablo, Pedro y los demás apóstoles.

Y finalmente, nos enseña, su victoria sobre el mal, con el libro de las revelaciones, el Apocalipsis

Dios no nos deja solos...


Anímese!

La invitacion es para que escudriñe las Escrituras, porque son en ellas que tenemos vida eterna y son solo ellas las que dan testimonio de nuestro Señor.


Que el Dios de paz le bendiga.


Crónica escrita por Hermano Leonardo Jaque.